Supermercado
Aporte enviado por: Camila Sastre Diaz, Investigadora doctoral
El llano Subercaseux, comuna San Miguel, región Metropolitana - El Llano, San Miguel, Chile
18 de Marzo del 2020, 12:00 hrs.
18 de Marzo del 2020, 12:00 hrs.

A mediados de marzo, cuando comenzó la cuarentena preventiva y nos pedían quedarnos en casa, fuimos con mi pareja al supermercado para abastecernos. El atochamiento de gente en los pasillos comprando alimentos básicos (como también ese lujo alimenticio que nos hace sentir pecadores), acatando los carteles que informaban que no podíamos comprar más allá de cierta cantidad de kilos o litros, para luchar contra el deseo de acaparamiento de algunos/as, no era lo que más me preocupaba de la situación. No. Tampoco las largas filas que se traducían en más de una hora, intentando guardar distancias. No. Tampoco el desorden del mismo supermercado, con miles de cajas y pallets esparcidos, intentando al segundo ir rellenando los anaqueles que nosotros/as íbamos vaciando sin parar. No. Fue el constante sonido que producía la frase “con crédito”, para responder a la pregunta que la cajera hacia sobre el medio de pago, luego de pasar carros repletos de productos, y que mis ojos convertidos en radares de precios, calculaban compras que fácilmente sobrepasaban los 100 mil pesos. Con crédito, con crédito, con crédito. Dicen los expertos que hemos ingresado a una gran recesión económica, y que en nuestro caso hará despertar los miedos e incertidumbres que los recuerdos de la crisis de los años 80’ nos aguardan. Esa que sufrimos bajo la bota militar, que creó el PEM y POJ como medida de manotazos de ahogado y que nos hizo masticar lauchas. Fue una crisis que ocurrió bajo una ciudadanía no creditizada, que vivía con billete sobre billete y moneda sobre moneda. Hoy no. Los billetes y monedas casi no nos acompañan y nuestras billeteras se encuentran inundadas por rectángulos plásticos. Quizá esos turros de monedas nos permitieron, en aquel entonces, tener una conciencia de nuestras escuálidas economías domésticas. Conciencia que hoy desaparece cuando la cinta magnética se desliza. ¿Qué sentirá hoy esa gente que hacía esas largas filas? ¿Qué recuerdos se despertarán en ellos cuando las cuentas lleguen a fin de mes? Quizá mucha gente se reencuentre con la pobreza, esa misma que el crédito y las promesas neoliberales, les permitieron dejar atrás, en un pasado que deseaban que fuese para siempre lejano.

Contacto:

Escuela de Antropología, Tel: (56) 2354 4648 – (56) 2354 7200 – Correo: antropologia@uc.cl – Av. Vicuña Mackenna 4860, Macul.

Pagina hecha por Gabriela y Jorge.